Blog

ARTÍCULOS MÉDICOS Y NOTICIAS

¿Has perdido alguna de tus piezas dentales?

¿Has perdido alguna de tus piezas dentales?

Aunque parezca un problema poco común, es más normal de lo que parece. Tan solo un 30% de los españoles menores de 45 años conservan todos sus dientes y si nos vamos a casos de personas de mayor edad, más de 65, solo un 5% los tiene todos y más de un 20% ya los ha perdido todos.

Pero, ¿cuáles son las causas que nos llevan al origen de este problema? Actualmente existen varias, siendo las más comunes tres:

  • Problemas heredados o congénitos: el 20% de la población no llega a tener todas sus piezas dentales debido a la genética.
  • Enfermedades bucodentales: el mal cuidado de la boca trae consigo muchas consecuencias negativas, entre ellas la pérdida de un diente derivado, por ejemplo, de una caries o de enfermedades de las encías, que si no se atienden a tiempo hacen peligrar nuestra dentadura.
  • Traumatismos: los golpes o accidentes pueden provocar la fractura o pérdida de los dientes.

Estas son las causas más comunes, “la teoría”, pero en la práctica, la perdida de una pieza dental nos acarrea muchos problemas, algunos ni los podríamos imaginar. Lo primero que se nos viene a la cabeza son problemas funcionales, como la acumulación de comida en la zona donde se encuentra el orificio, que puede provocar la irritación, inflamación e incluso infección de la encía, o el hecho de que masticar se vuelve más complicado, centrando la masticación en el lado donde tengamos mayor número de piezas, desgastando más esta zona sana. Por no hablar de la tendencia natural de los dientes a llenar los espacios vacíos, por lo que estos se irán desplazando poco a poco generando más espacio entre los dientes.

Pero no solo surgen estos problemas, sino también otros que afectan a nuestra estética y a nuestro estado anímico. Cuando nos falta una pieza dental, nos puede llegar a dar vergüenza sonreír o puede que incluso de produzcan deformaciones en los rasgos de la cara o el hundimiento del labio, dependiendo de la zona. Además, esta ausencia, hace que en ocasiones pronunciemos mal sílabas, lo que unido a los problemas anteriores nos puede generar ciertas inseguridades y baja autoestima, volviéndonos personas más introvertidas.

Como vemos, no es un problema que se deba tomar a la ligera ni dejarlo pasar. Actualmente existen una solución a nuestra disposición: las prótesis dentales o implantes, que mediante una pequeña intervención, nos permitirá rellenar ese espacio dejado por el/los dientes a través de estas técnicas, evitando así todos los problemas nombrados anteriormente.

Antes de recomendaros que vengáis a la clínica a solucionar vuestro problema, queremos hacer hincapié en la importancia de tener una buena salud dental y en la importancia del cepillado de los dientes y el mantenimiento en general de una higiene oral óptima, ya que con prevención, muchos de nuestros problemas bucales no llegarían a existir.

Sólo tenéis que poneros en contacto con nosotros y os resolveremos todas las dudas mediantes un asesoramiento personalizado. Os esperamos en Lozano & Fraile.